martes, 7 de febrero de 2017

CONTEXTO ECONÓMICO PLÍTICO Y SOCIAL DE LA INSURRECCIÓN POPULAR DE 1846-1847 (Ezequiel Zamora Correa su dirigente fundamental)



Escrito por: Nelly Guilarte Ugas


Para ir más allá de las simples efemérides o la exaltación heroica de personalidades y aproximarnos a comprender los acontecimientos históricos en el marco  de grandes complejidades influenciados de fenómenos y procesos multifactoriales,  hemos considerado pertinente en el  contexto del año Bicentenario del nacimiento de Ezequiel Zamora dejar para quienes  se acerquen a la lectura de este breve articulo  algunos aspectos de orden económico, político y social  presentes en Venezuela entre 1830-1845, que deben ser valorados para comprender la insurrección campesina y antiesclavista  de 1846-1847 y  la actuación de Ezequiel Zamora como una de las figuras sobresaliente de tales acontecimientos.

En 1830,  cuando se instaura la IV Republica  se impone  el proyecto  liberal más conservador  triunfa el sector de los comerciantes y grandes propietarios incluyendo a los antiguos realistas,  Páez con su liderazgo militar es figura fundamental  en la cohesión  del bloque social dominante, lo cual permitió instaurar el dominio de quienes se alzaron con la hegemonía  del poder una vez que Venezuela es separada de la Gran Colombia; el sector vinculado a la burguesía comercial se avanza en la instalación de casa comerciales de origen Británica, Norteamericana, Holandesa, Alemanas, Francesas  todas estas controlan el comercio de importación  y exportación figura aquí casa comerciales como  Boulton, Blohom, Phelps entre otros

La república naciente se sustenta entre la alianza táctica de comerciantes y terratenientes donde los primeros  subyugan a los segundos  que son los mas afectados por  las crisis de los países capitalistas centrales y la usura a que eran sometido, quienes además contaban con un maro jurídico que les permitía esa usura y especulación, nos referimos muy especialmente a la ley de 10 de abril de 1834 y  su instrumento de aplicación como los tribunales mercantiles

Las exportaciones  de materia prima se centran en cacao tabaco, cueros, añil y café siendo este ultimo el que ocupa el mayor volumen de exportación y el que estimula la ocupación de nuevos espacios para su cultivo  extendiéndose  a las tierras de  los resguardos indígenas  ocupadas por nuevos y viejos propietarios, la zonas improductivas de las antiguas haciendas- trapiche,  las laderas de los piedemonte de ellas cordilleras tanto del interior como de la costa.

La expansión de la actividad cafetalera también implicó  la incorporación de nuevos instrumentos de trabajo y nuevas relaciones sociales de producción, su condición de cultivo estacional favoreció la incorporación de jornaleros  por tiempo definido; pero además implicó hacer inversiones en infraestructura de secados  y maquinas trilladoras, en muchos casos estas inversiones se hicieron con préstamos hipotecarios  sujeto a la usura y a la especulación financiera, mecanismo mediante el cual los prestamistas se apoderaron de muchas  tierras y unidades de a producción agropecuarias.

  La compleja situación económica,  la improductividad de la agricultura  de carácter latifundista  con escaso nivel de desarrollo de las fuerzas productivas hizo mella en los hacendados que empezaron a sentir  los embates del endeudamiento. En el orden internacional el periodo de 1830 a 1846 se caracterizó por sucesivas crisis como consecuencia  de la especulación financieras, con incidencia directa en el aparato productivo nacional, aunado a este desolador panorama la baja en los precios del  café llevaron a la quiebra a muchos agricultores.

 Por otra parte las condiciones de vida de los campesinos y jornaleros eran deplorables situación que agudiza la conflictividad  social,  aumenta considerablemente número de esclavos que se fugaban de las unidades de producción o de la casa de sus explotadores, algunos se agruparon en las montañas intrincadas o sabanas otros se presentaban como trabajadores libres  en otras lugares para evadir su vuelta a la esclavitud  abundante es la documentación que lo refrenda [1]

La  apremiante situación de la población trabajadora jornaleros, campesinos, pequeños propietarios  y hacendados arruinados, los lleva a jugar un papel fundamental en la insurgencia de los primeros años de la cuarta década del siglo XIX  y son  muchas las sublevaciones, motines y alzamientos que se producen tanto en Caracas como en los llanos centrales.

A medida que se profundiza la crisis también  los conflictos sociales   las contradicciones  y los conflictos de intereses. El grupo de los comerciantes que tiene mayor  conexión con el mercado capitalista mundial  centraliza el circulante y los mecanismos  del crédito,  es el sector social la menos afectada por las crisis  y la más favorecida,   se queda con las tierras de los  agricultores que no pueden pagar los altos intereses y las demás construye una hegemonía amparada en el estado. Otro elemento de conflicto entre el bloque oligárquico es la instalación del Banco  Colonial Británico[2], este banco capitalizaba  los requerimientos crediticios del sector mercantil y  de la deuda eterna publica

El resquebrajamiento de la unidad táctica de las clases dominantes,  las pugnas de los caudillos salidos de la independencia se expresa en el surgimiento de dos fuerzas  que se disputan el control político y el ejercicio del gobierno los Liberales y Conservadores. En 1838  el resquebrajamiento llega a su punto  máximo puesto en el tapete en la diatriba  pública y a través de los órganos divulgativos tanto de uno como de otros donde  se  expresan la polémica. En 1840 se funda el periódico el Venezolano, allí uno de sus principales exponentes Leocadio Guzmán, padre de Antonio Guzmán hace férrea oposición a los conservadores, con banderas demagógicas logra captar seguidores de distintas capas sociales incluyendo campesinos, jornaleros, comerciante,  agricultores, artesanos pequeños y medianos comerciantes nutren las filas del naciente partido  Liberal, tanto en Caracas, como en otras poblaciones del país.

Entre los seguidores del partido liberal se  encontraba Ezequiel Zamora quien vivía  en Villa de Cura dese el año de 1838, dedicado al oficio de como pequeño comerciante, desarrollando algunas actividades de compra venta en la región del Tuy, llanos centrales, los valles de Aragua  y parte de la región sur oriental  de la cuenca del lago de Tacarigua (Valencia), circunstancias estas que le permiten relacionarse  con amplios sectores  sociales en un espacio territorial considerable  allí se identifica con los sectores más golpeados por la situación de crisis  generalizada que se enfrenta en todos los órdenes pero fundamentalmente con el empobrecimiento de amplios sectores de pequeños propietarios   y la situación  de los campesinos empobrecidos en el marco de una agricultura  latifundista vinculada a satisfacer las necesidades de materia prima del mercado capitalista mundial y sometida por ende a las fluctuaciones que establecía esa relación de dependencia.

Adentrados en la IV década del siglo XIX el clima de efervescencia política es mayor, para 1843 se producen manifestaciones tumultuarias, se quema le ley de 10 de abril, se produce una conspiración en Santa Lucia. En 1844 en el juicio que se le hace a Leocadio Guzmán, gente de todos los sectores irrumpen en el recinto para apoyarlo, son asaltadas las autoridades locales en Carabobo, en junio de ese mismo año  Juan Silva un terrateniente Villacurano  asalta la prisión de este pueblo con cuarenta hombres armados  el grupo se refugió en  los llanos pasaron a San Sebastián de allí a Santa Lucia regresan  a los valles de Aragua  donde son disueltos[3]; también se producen otros acontecimientos en  el Pao  encabezado por  Silva y  en Orituco encabezado por Juan Celestino Beoman; en 1845 Juan y José Gabriel Rodríguez toma la prisión de Calabozo para liberar a su padre, preso por abigeato[4]

Ezequiel Zamora participa activamente en las actividades políticas y de agitación social en su área de influencia  cantón San Luis de Cura, la cuenca del lago de Valencia y los llanos centrales,  establece en Villa de Cura la  Sociedad Liberal  de Villa de Cura que se extendió  rápidamente por todos los vecindarios del Cantón  y pueblos instalando una seccional en Guigue iniciativa de Rangel que permitió  mayores alcances territoriales  hacia la sierra de Carabobo y todo el área de influencia del lago de Tacarigua o Valencia[5] cuyo programa era: Comunidad de tierras, hombres libres, elección popular y principio alternativo y horror a la oligarquía.

En el año 1846 la insurgencia se hace cada vez mayor focos importantes de esta se producen en los llanos  de Calabozo, El Sombrero,  en el Tuy, en la Guaira, Barlovento, Golfo de Cariaco, Costa de Paria llanos de San Carlos y Barinas por otra parte se incrementan la fuga de esclavos, se asaltos en los caminos y haciendas, todas estas acciones de insurrección popular productos de las deudas sociales son calificadas por los actores hegemónicos de la época como actos de bandolerismo, pillaje y resentimiento social y que gran parte de la historiografía a reproducido, como una forma de estigma y satanización de las luchas populares expresión de las necesidades insatisfechas y acciones contra el orden de opresión existente.

Si bien es cierto  toda la situación de conflictividad social no correspondió a un plan preconcebido de insurrección popular, fue Zamora el que logró en la  región de los valles de Aragua, cuenca del lago de Tacarigua y llanos centrales  darle cohesión a las fuerzas insurgentes organizar el ejército popular en el que se sostuvo la insurrección campesina y antiesclavista  de 1846-1847


BIBLIOGRAFIA MINIMA CONSULTADA
Brito Figueroa,  Federico; Tiempo de Ezequiel Zamora. Universidad Central de Venezuela 5ta edición  Caracas 1981

Harwich Vallenilla Nikita; Formación y crisis de un sistema financiero nacional, Fondo editorial Buria. Caracas 1986.

Lombardi, Jhon. Decadencia y abolición de la esclavitud en Venezuela 1820-1854. Universidad Central de Venezuela. Caracas 1971.

Matehus, Robert Paul. Violencia Rural en Venezuela  1840- 1858  Monte Ávila Editores. Caracas 1977.

Banko Catalina; El capital comercial en la Guaira y Caracas  (1821-1848) Academia Nacional de la Historia Caracas 1990.











[1] AGN Interior y Justicia  CXVII 1835 304-308 lista y descripción  de los esclavos prófugos  catorce hombres y siete mujeres  además de algunos niños  en John V. Lombardi  pag. 169
[2] Leandro el hijo de Francisco de Miranda está entre la directiva gerencial de la instancia financiera
[3] Matehus, Robert Paul. Violencia Rural en Venezuela  1840- 1858  Monte Ávila Editores. Caracas 1977,  pag. 98
[4] Matheus, Robert Paul idem  pag.102
[5] Idem “La Sociedad Liberal de Villa de Cura se extendió por todos los caserios del Cantón; en la organización de la secional de Guigue, Santa Cruz y Palo Negro se destacó  como excelente activista, el campesino  Francisco  jose Rangel , comisario de Timbique y Tacusuruma; en el ramal  interior de la Cordillera de la Costa  _ en  El Nicual y el Pao de Zarate  se destacaron los peones  Jose Bernardo Masabé (comisario de Guambra; en los llanos del Guarico Zoilo Medrano, Jesus Gonzales  (a) El Agachao y los hermanos Rosalio y Concepción  Hrrera

lunes, 30 de enero de 2017

EZEQUIEL ZAMORA CORREA Y LA INSURGENCIA POPULAR DE 1846-1847


Escrito por: Nelly Guilarte Ugas

Presentamos en esta inicial investigación algunos elemento para acercarnos  a la comprensión histórica de una de las etapas de la vida del General del Pueblo Soberano específicamente nos referimos la insurrección campesina y antiesclavista  de 1846-1847.

Ezequiel Zamora Hijo de Alejandro Zamora y Paula Correa, nace en Cua  el 1 de febrero de 1817 en plena conflagración por la independencia cuando ya se está poniendo fin a la etapa colonial pero, donde aún permanece la división estamental que la caracterizó; sus padres pertenecen al grupo social de los blancos de orilla, su padre se hace  oficial del ejército patriota, su madre una mujer que combina los quehaceres propios del hogar con su actividad de maestra de primeras letras.

La etapa de vida que corresponde a su niñez y adolescencia  transcurre entre los valles del Tuy y Caracas, aún muy joven se radica en Villa de Cura en el año de 1838, donde se establece como un pequeño comerciante, monta una pulpería, se dedica al comercio como detallista y  desarrolla algunas actividades de compra venta en la región del Tuy, llanos centrales, los valles de Aragua  y parte de la región sur oriental  de la cuenca del lago de Tacarigua (Valencia).

La Venezuela de 1838 cuando este   se radica en la Villa de Cura es de una economía primaria exportadora, entre los principales rubros  tenemos: café, cacao, cuero e importadora de  algunos bienes de consumo como calzados, vestidos  seda víveres entre otros   sector controlado por la clase de los grandes comerciantes vinculados a las  casa comercial y al capital   financiero internacional de carácter  especulativo  la usura afecta  a muchos propietarios grandes  pequeños y medianos Ezequiel Zamora un joven  y pequeño comerciante no debió escapar de tal situación.

Zamora en el marco de las circunstancia de su vida laboral y personal se le facilita la  relación  con amplios sectores  sociales en un considerable ámbito territorial, en este se identifica con los sectores más golpeados por la situación de crisis  generalizada que se enfrenta en todos los órdenes; pero fundamentalmente con el empobrecimiento de amplios sectores de pequeños propietarios. El campesinado empobrecido  sujeto a relación de explotación serviles y de enfeudamiento en el marco de una agricultura  latifundista vinculada a satisfacer las necesidades de materia prima del mercado capitalista mundial y sometida por ende a las fluctuaciones que establecía esa relación de dependencia.

Las pugnas políticas[1], el descontento social  y la crisis en el orden económico   no dejaron por fuera al Cantón de San  Luis de Cura,  en este espacio se hicieron presente dichas contradicciones: frente a los opulentos propietarios  estaban los peones campesinos y manumisos sin tierra, los esclavizados que aún  se mantenían en su condición de propiedad  mano de obra y mercancía y  los pequeños  propietarios y artesanos asfixiados por la usura[2]

Zamora establece en Villa de Cura la  Sociedad Liberal  de Villa de Cura la cual se extendió  rápidamente por todos los vecindarios del Cantón  y pueblos contiguos,  instalando una seccional en Guigue iniciativa de Rangel que permitió  mayores alcances territoriales  hacia la sierra de Carabobo y todo el área de influencia del lago de Tacarigua o Valencia[3] cuyo programa era: Comunidad de tierras, hombres libres, elección popular y principio alternativo y horror a la oligarquía.

El sector que se viene agrupando enfrentado a los comerciantes usureros con sus  aliados en las esferas del poder político y que la historiografía ha denominado liberales habían impulsado la creación de estas sociedades; más sin embargo afirma Brito Figueroa que los planteamientos del programa de Zamora se diferencia en esencia de los sectores  del status quo del movimiento  liberal amarillo que no asumía las reivindicaciones  de las masa de campesinas,  ni las defraudadas aspiraciones de libertad de los esclavizados  ni mucho menos el planteamiento de la transformación estructural de la tenencia de la tierra instaurada  desde el proceso de ocupación  de la metrópolis española  y fortalecida con la ocupación el despojo y la usurpación de las tierras comunales indígenas de hecho durante la colonia.

En agosto de 1846 la situación  política  que presenta Villa de Cura y toda la región denominada Valles de Aragua  con la radicalización del movimiento popular pone en alerta a los enfrentados grupos de la oligarquía quien  empiezan a buscar mecanismos de  conciliación para frenar  lo que podría afectar sus intereses de clase dominante  poseyente   los contactos entre Páez y  Guzmán se concretan con una entrevista en el pueblo  de la Victoria   la cual se realizó en la casa del General Santiago Mariño.

Refiere Brito Figueroa que en la Victoria estaba Zamora y el pueblo con delegaciones  de la Victoria, Turmero, Cagua, Santa Cruz y cuando el caudillo liberal  salió a saludar al pueblo apostado en las puertas de la casa del General Mariño le gritaron consignas como  Comunidad de tierras, libertad a los esclavos  y abajo los oligarcas,  viva la libertad y oligarcas temblad disparando pistolas y trabucos al aire frustrándose así las posibles conciliaciones y pactos de elites. Por otra parte el estallido que se produce  en Guigue y Magdaleno  los primeros días de septiembre cuando estallan los acontecimientos insurreccionales encabezados por el indio Rangel. Donde participan esclavos, manumisos y jornaleros  y se produce la toma Villa de Cura impide cualquier acuerdo entre cúpulas.

Zamora y Rangel se reúnen   en Guambra  dando los primeros pasos para organizar el ejército popular  que rápidamente organizan y estructuran conformando un estado mayor  la comandancia como general del pueblos soberano nombra capitanes tenientes  sargentos  y un sistema de aprovisionamiento y cuerpos especiales de información donde participan hombres y mujeres en una asamblea de Tiznado  señala “ luchamos  para proporcionar  una situación feliz a los pobres… los pobres nada tienen que temer nada tienen que perder que tiemplen los oligarcas  no habrá ni ricos ni pobres la tierra es libre es de todos”[4] allí  también impulsa la organización política sobre el territorio y avanza n el ejercicio de la democracia directa al plantear la elección del jefe política y una junta comunal además de  responsables de veredas y vecindarios.

             En la batalla de laguna de Piedra fue derrotado  logra escapar y se reúne luego en cerro azul con el indio Rangel se dedica a reconstruir el ejército y disciplinarlo militarmente en lo más intrincado de la montaña establece su cuartel general allí, establece una fábrica de armas y el  28 de noviembre en franca ofensiva logra triunfo en los bagres de allí moralizados  un conjunto de acciones  en guerra de guerrillas  actúan en diferentes acciones en  las ollitas  Guigue, Pao , Leones  en la Culebra; el primero de marzo 1847 fue derrotado  en Paguito donde  son derrotados por el gobierno. Zamora enfermo de tifus se retira a Guambra  también se retira a las montañas del sur. 

Con la derrota  del movimiento insurreccional se emprende una persecución y  cacería sangrienta contra el pueblo participante o simpatizante de la lucha campesina se hacen juicios sumarios sin derecho a la defensa[5]. El 14 de Marzo es capturado  El Indio Rangel su cuerpo fue descuartizado  y exhibo para ejemplarizar, es mismo 14  apresado Zamora pero logra salvar la vida al mentir sobre su identidad el 26 es reconocido se le lleva y condenado a muerte la cual le es conmutada por José Tadeo Monagas.

 “La insurrección Campesina  de 1846 no fracasó  sino que fue derrotada después de una guerra civil de seis meses  que conmovió los cimientos de la republica oligárquica. Los peones, manumisos  y esclavos  elevados a la condición de jefes revolucionarios, jamás se rindieron; cayeron prisioneros o murieron con las armas en las manos   fieles con la palabra comprometida libertad o muerte”[6]

BIBLIOGRAFIA MINIMA CONSULTADA
Brito Figueroa,  Federico; Tiempo de Ezequiel Zamora. Universidad Central de Venezuela 5ta edición  Caracas 1981

Calzadilla Arreaza, José Antonio;  Ezequiel Zamora y la tierra de los hombres libres. Fundarte Caracas 2011

Harwich Vallenilla Nikita; Formación y crisis de un sistema financiero nacional, Fondo editorial Buria. Caracas 1986.

Lombardi, Jhon. Decadencia y abolición de la esclavitud en Venezuela 1820-1854. Universidad Central de Venezuela. Caracas 1971.

Matehus, Robert Paul. Violencia Rural en Venezuela  1840- 1858  Monte Ávila Editores. Caracas 1977.

Banko Catalina; El capital comercial en la Guaira y Caracas  (1821-1848) Academia Nacional de la Historia Caracas 1990.






[1] Un acontecimiento bien particular pero expresión del  intención de aplastar a quienes  sin ser de la oligarquía  osaran en aspirar  a cargos políticos  lleva al desconocimiento del derecho de participar en el proceso electoral a al escamotearle este derecho a Zamora  y hacerlo preso  en la cárcel de Villa de Cura contribuye a fortalecer su liderazgo  popular
[2]Brito Figueroa,  Federico Tiempo de Ezequiel Zamora. Universidad Central de Venezuela 5ta edición  Caracas 1981 pag.55
[3] Idem “La Sociedad Liberal de Villa de Cura se extendió por todos los caserios del Cantón; en la organización de la secional de Guigue, Santa Cruz y Palo Negro se destacó  como excelente activista, el campesino  Francisco  jose Rangel , comisario de Timbique y Tacusuruma; en el ramal  interior de la Cordillera de la Costa  _ en  El Nicual y el Pao de Zarate  se destacaron los peones  Jose Bernardo Masabé (comisario de Guambra; en los llanos del Guarico Zoilo Medrano, Jesus Gonzales  (a) El Agachao y los hermanos Rosalio y Concepción  Hrrera
[4] Brito Figueroa Federico Ob. Cit. pg 124
[5] “En Villa de Cura, negándoseles derecho a la defensa fueron condenados a muerte los hermanos Pio y Juan Antonio Avila, talabartero el primero, y labrador el segundo” en Brito Figueroa ob.cit.pag.154
[6] Brito Figueroa idem.  pag.155

sábado, 30 de julio de 2016

LA SIEMBRA DEL MAÍZ: BREVES REFERENCIAS DE ALGUNAS TÉCNICAS ANCESTRALES



En el estudio y comprensión de la cultura de los pueblos originarios de Aby Ayala, un lugar preponderante corresponde a la agricultura y en esta especialmente lo relacionado al cultivo del maíz, los avances experimentados en la agricultura les permitió su vivencia en comunidad,  el crecimiento y funcionamiento de grandes centros poblados  donde se concentraban actividades políticas, religiosas y comerciales al mismo tiempo que se favoreció la relación intrarregional. 


 
La concepción de un mundo multidimensional  y complejo, donde  cada una de las partes es indivisible de la totalidad  se reflejan  en el desarrollo de sus prácticas agrícolas y estas sistematizan el conocimiento construido  socialmente,  donde convergen relaciones congruentes de todos los fenómenos del universo.

Las características de  la agricultura  al igual que otras expresiones  del mundo cultural evidencian su rica diversidad y heterogeneidad que le es propia en sus distintos niveles, grados y formas de desarrollo; tanto en lo que concierne al desarrollo de sus fuerzas productivas como en el contexto de su diversidad geográfica y de la cosmovisión  propia de cada nación  o área cultural. Pero independientemente del nivel de desarrollo de  sus fuerzas productivas las concepción mágico religiosa de cada pueblo y/o las condiciones climáticas, la actividad agrícola se realizaba sin deteriorar el paisaje natural, más bien reafirman esa noción nuestra originaria de interdependencia y veneración  de los seres humanos hacia la tierra como madre, pachamama, engendradora de vida; en tal sentido en el método de cultivo   se manifestó esa relación de respeto, complementariedad y armonía.

Las practica, métodos y características de la agricultura se diferenció en el marco de las especificidades propias de cada espacio cultural y por ende esto se hizo evidente en el cultivo del maíz, muy a pesar de las peculiaridades las interacciones e interconexiones  entre pueblos, permito  la distribución y expansión  por todo el continente  del cultivo de maí.

El maíz es uno de las sembradíos mas expandido en todo el continente antes de la llegada de los europeos, destacan los avances alcanzados  en la domesticación de plantas, mejoramiento fitogenético, técnicas de rotación, estratificación y combinación de cultivos, Rodrigo Vergara Ruiz en su libro el manejo de los cultivos  en le época prehispánica y su vigencia  el caso de Colombia  nos señala respecto a la asociación de cultivos según la literatura del siglo XVI lo siguiente:  a.- Maíz-frijol-algodón, b.- maíz-ají- Melones- camotes.frijoles, c.- maíz-aji-frijoles-calabaza, d.- maíz-frijoles-chia, e.-maíz-frijoles-chia-amaranto.

El método más extendido  de cultivo en las islas del Caribe Centroamérica y el norte de sur América era el de talar el área  de siembra, posteriormente  quemar y  después cavar con un palo y hacer un hoyo  en la tierra  para proceder a la siembra,  que consistía en  echar en cada hueco de 5 a 8 granos a la distancia de lo que alanzaba un paso al caminar, era un trabajo colectivo donde participaban tanto los hombres como las mujeres.[1]

La siembra estaba asociada a  las condiciones del medio, en las serranías de tierra caliente se sembraba en las gargantas valles internos y laderas, la técnica consistía en desmontar parte de la vegetación sembrar y dejar en reposo el terreno por un lapso de cuatro a seis años.[2]  En las laderas de la cordillera Andina correspondiente al actual territorio de Colombia  lo grupos de agricultores hicieron terrazas, muros de contención  y canales para su siembra.

         Los que habitaban en los alrededores del lago de Tenochtitlán  (actual México) el cultivo del maíz se realizó en las chinampas,  sistemas de cultivos sobre camellones con canales de agua circundante, esta técnica permitió una optimización de los cultivos, diversificación, combinación de cultivos, control natural de plagas generando alto rendimiento y sustentabilidad;  fue una de las grandes innovaciones de los aztecas  “… que sin tanto trabajo  siembran y cojen maices  porque como todos son camellones  que ellos llaman  chinampas que son surcos echos sobre las aguas  cercados de zanjas  no han menester riegos.[3]

En los Andes sudamericanos en las tierras que corresponden hoy a Peru y Ecuador, el maíz  fue utilizado fundamentalmente con fines rituales mágicos y un privilegio para las clases dirigentes en tal sentido para el proceso de su siembra y cosecha  se practicaban diversas ritualidades,  así lo señala Murra al referirse a la siembra del maíz en Perú. “Un grupo de sacerdotes ayunaba  desde el  momento en que se sembraba el maíz hasta que el brote tenía el alto de un dedo: pidiéndole al sol que llegase allí el tiempo[4]. También  ejecutaban danzas  y rituales  para espantar la sequia o malas nevadas que amenazaban  mas al maíz que a otros rubros  y se  le ofrendan a la cosecha con múltiples celebraciones en el Tawantinsuyo o Tahuantinsuyo se incremento el cultivo del maíz   en los campos del estado donde se hicieron grandes construcciones para el riego que permitió mayor productividad de maíz.

Sobre las técnicas de cultivar el maíz en tiempos de Abya-Yala en tierras del Peru dos son dignas de referenciar, la primera es el proceso de enriquecimiento de los suelos con la utilización del guano como fertilizante “cerca dela mar en la comarca destos valles ay algunas yslas bien pobladas de lobos marinos . Los naturales van a ellas en balsas, y de las rocas que están en sus altos traen  gran cantidad de esttiercol de las aves  para sembrar sus mayzales y mantenimientos…”[5] y la segunda es la que nos refiere  Cieza  de Leon en su crónica de Peru sobre la extraña  forma de cultivar maíz en la población de Chilca y que citamos a continuación.

“… se ve una cosa muy extraña  que es  de notar por ser muy extraña, y es, que ni del cielo se ve caer  agua ni por el pasaba  rio ni arroyo  y esta lo más del valle lleno de sementeras de mayz y de otras rayzes y arboles   de frutos…, los indios hacen unos hoyas muy hondas en las cuales siembran y ponen lo que tengo dicho y con el rocio y humedad es Dios servido que se crie  pero el mayz por ninguna forma ni vida podrá nacer, ni morticicarse el grano , si con cada uno   no se echasen una o dos cabezas de sardinas de las que tomna con sus redes en el mar , y asi al sembrar las ponen y juntan  con el mayz en el propio hoyo que hacen para echar los granos  y desta manera  nace y se da en abundancia[6]


         Los pueblos primigenios que convivían en el actual territorio Venezolano también practicaron el cultivo del maíz, el cual realizaban en sembraduras comunales en combinación con: yucas, batatas, frijoles y auyamas entre otros; la técnica de cultivo consistía en rosar el monte quemar en tiempo se sequia  esperar las lluvias para que la tierra ablandara y allí entre la cenizas con un palo hacen el hoyo donde colocan los granos quitan la breña solo una vez y recogen para su consumo. Cultivaron de seis a siete especies de diferentes tamaños y colores (morado, blanco, amarillo, negro, matizado)[7], tal y como lo hicieron otros pueblos de nuestro continente guardaban el maíz de semillas para las próximas siembras  en aposentos llamados barbacoas al abrigo del humo de sus fogones para protegerlos de los gorgojos y tener mejores cosechas.[8]



Escrito por: Nelly Guilarte Ugas






[1]  “… para la siembra lo que se hace  es primero  talar los cañaverales  y monte  donde se quiere sembrar…, y después  que se ha  hecho aquella tala  o roza, quemese y después de quemado la tierra que ai se talo   queda aquella ceniza  un temple  a la tierra, mejor que si se etiercolara; y tomo el indio un palo en la mano tan alto como él y da un golpe  de punta en tierra  y sacala luego  y en aquel agujero  que hizo hecha con la otra mano siete u ocho granos  poco mas o menos  del dicho maíz  da luego otro paso adelante  y hace lo mismo y de esta manera a compas prosigue  hasta que llega al cabo de la tierra que siembra y poniendo la dicha siembra y alos costados de tal indio  van otro lado haciendo lo mismo  y de esta tomar a dar al contrario  la vuelta sembrando, y asi continuándolo hasta que se acaban” en  FERNÁNDEZ DE OVIEDO, Gonzalo Sumario de la Natural Historia de las Indias. México Fondo de Cultura Económica pag 92- 93



[2] “Todos los serranos y que participan de la tierra caliente , hacían sus sementeras en las laderas y gargantas der las sierra, desmontando los arboles y breñas para sembrar  el grano Pero la tierra que se siembra un año  no se siembra mas en aquellos quatro  ni seis  hasta que otra vez han nacido  breñas y las cubren  con cuias sombras  se vuelve a humedecer la tierra y se reforma para otra siembra en TORREQUEMADA F. Juan de Segunda parte de los veintiun libros  rituales i monarchia indiana  con elogio y guerra de los indios  occidentales de sus poblaciones Descubrimientos y conquistas  conversiones y otras cosas maravillosas de la misma tierra.  Madrid 1723. P. 842

[3] F. Juan de Torrequemada ob. Cit. 483

[4] MURRA, John.  El mundo Andino: población medio ambiente y economía. Fondo Editorial de la Pontificia Universidad  Católica del Peru  Peru 2007 p150

[5] La nueva chronica del Peru, nuevamente escrita  por Pedro León de Cieza AnvErs  casa de Martin Nucio MDCLIII folio 141 vto

[6] La nueva chronica del Peru,  nuevamente escrita  por Pedro Leon de Cieza Ob. Cit.folio 137

[7] “Del maíz hay seis o siete especiaes  y es de diversos colores; unos que llaman amapo  da frutos a los cuarenta días es muy menudo y tiene muy pequeña la mazorca … el maíz  de que comúnmente hacen el pan  es muy tierno y fácil de moler ; este para preservarlo del gorgojo se le da humo fuerte algunos meses” RUIZ BLANCO Matías Conversión de Pirita de indios Cumanagotos , Palenques y otros … Madrid 1690.
[8] “El hecho de poner  unos granos de maíz en las trojas como su corazón tenía como fin asegurar un buen año  para la agricultura. Los granos de maíz y otras semillas se colocaban  algún sesto junto a un ídolillo a quien atribuyen aumentar la hazienda  y esti hiba dentro de las trojas que en muchas parte se llamaba cuezcómatl” tomado de:  HEYDEN Doris,  El cuerpo de Dios: El maíz en:  Animales y plantas  en la Cosmovisión mesoamericana . Plaza y Valdez S.A Mexico 2001 p 30