martes, 4 de noviembre de 2014

DE LA RESISTENCIA INDÍGENA HACIA UNA AVANZADA POR LA PRESERVACIÓN DE LA ESPECIE HUMANA Y DEL PLANETA

Socializadora: Yoama Paredes
Octubre, 2014

El 12 de Octubre se conmemoró un año más del DÍA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA. Muchos años de luchas, discusiones, argumentos y gestiones para superar la mal llamada denominación del “día del descubrimiento” o “encuentro de dos mundos”, desconociendo el genocidio y la resistencia cultural de los pueblos en la lucha por su no desaparición. Sin embargo, luego de que en el año 1999 con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, reconociéramos que somos de hecho y de derecho una sociedad multiétnica y pluricultural, de haber logrado el capítulo VIII de nuestra CRBV, de plantear el Comandante eterno el quinto objetivo histórico en el Plan de la Patria y de haber logrado el nuevo triunfo de Evo Morales como Presidente de Bolivia; es el momento histórico de dar un nuevo salto, una nueva estrategia para pasar de la Resistencia indígena necesaria, hacia la avanzada en la cual los pueblos originarios presenten y ofrezcan al planeta toda la extraordinaria sabiduría y experiencia para la convivencia y la vida en sociedad. ESTAMOS ANTE EL MOMENTO HISTÓRICO DE ASUMIR LA POSIBILIDAD REAL DE CONSTRUIR UN MODELO SOCIETARIO SOCIALISTA GENUINO Y DESDE LA DIGNIDAD Y EMANCIPACIÓN DE LOS PUEBLOS. O INVENTAMOS O ERRAMOS.

Hoy en día, se habla mucho de ecología, sustentabilidad, comunidades sostenibles, comunas, pero se sigue viendo al indígena como los grupos humanos que hay que ayudar, alfabetizar, enseñar. El mundo occidental y occidentalizado no voltea su mirada a toda “la fuente extraordinaria de alternativas societarias de convivencia que guardan los pueblos indígenas para la salvación del planeta”, como lo expresa Esteban E. Mosonyi.

Y aun reconociendo esta importancia que tienen los pueblos originarios en este aporte trascendental, ¿cómo lograrlo?, ¿cómo, desde una plataforma capitalista, de destrucción, de desarrollismo, se logrará asumir otras formas económicas, políticas, sociales, culturales y ambientales que permitan la preservación de la especie humana y del planeta Tierra?, ¿es esto posible?.

Algunas ideas para la reflexión:
ü Superar el modelo de enajenación desde la práctica de la producción
ü La escuela como espacio de formación integral desde la interculturalidad
ü Experiencias de referencia en nuestra nación y en América latina y el Caribe
ü Encuentro de generaciones con nuestros ancianos y ancianas. Retomar nuestra identidad y tradiciones de convivencia.

 UN PUEBLO QUE SE LIBERA DE LA DOMINACIÓN EXTRANJERA NO SERÁ CULTURALMENTE LIBRE A MENOS QUE, SIN COMPLEJOS Y SIN SUBESTIMAR LA IMPORTANCIA DE LOS APORTES POSITIVOS DE LA CULTURA DEL OPRESOR Y DE OTRAS CULTURAS, RETOME EL CAMINO ASCENDENTE DE SU PROPIA CULTURA, SE NUTRA DE LA REALIDAD VIVIENTE DEL MEDIO Y NIEGUE TANTO INFLUENCIAS NOCIVAS COMO TODA ESPECIE DE SUGESTIÓN DE LAS CULTURAS EXTRANJERAS. SE APRECIA ASÍ PUES, QUE SI LA DOMINACIÓN IMPERIALISTA TIENE COMO NECESIDAD VITAL PRACTICAR LA OPRESIÓN CULTURAL, LA LIBERACIÓN NACIONAL ES NECESARIAMENTE UN ACTO DE CULTURA”.
Amílcar Cabral, líder de la Independencia de Guinea Bissau en 1975.